Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

DIRECTORES-PROFESORES DE TEATRO
Blog de alejandrator

img
img
20 de Mayo, 2017 · General

TEATRO FRAGMENTOS FEDERICO HERRERO INVESTIGACIÓN

LOS FRAGMENTOS DEL TRABAJO CITADO SON ALGUNAS LINEAS DE UNA PUBLICACIÓN MEMORABLE DE DIRECTOR PROFESOR DE TEATRO FEDERICO HERRERO QUE OBTUVO EL PRIMER PREMIO DEL OTORGADO POR EL INSTITUTO INTERNACIONAL DE TEATRO,AÑO 1995.
DIRECTOR DE TEATRO FEDERICO HERRERO EN SU TRABAJO DE INVESTIGACIÓN: EL TEATRO Y RELACIÓN CON FREUD.....
El otro personaje clave en la relación de Freud con el teatro es Hamlet, a quien dedica páginas esclarecedoras: "He aquí -dice- alguien que no es neurótico al comienzo, pero se va neurotizando ante nuestros ojos". Y remata con una conclusión aplastante: "Aquí, la condición previa para que se dé el goce es que también el espectador sea neurótico".
No sólo una obra de teatro, una tragedia griega, fue la base de su teoría más difundida, la del complejo de Edipo, sino que Sigmund Freud fue también un apasionado espectador que abrió perspectivas hasta entonces inéditas a los dos dramaturgos más polémicos y revulsivos de habla alemana de su tiempo: Frank Wedekind ( Despertar de primavera ,Lulú ) y Arthur Schnitzler ( Anatol ), permitiéndoles abordar libremente -aunque no sin escándalo- la sexualidad en escena. Y si bien hoy en día el promotor del psicoanálisis y sus prácticas son objeto de furibundas polémicas y tajantes rechazos, especialmente en los Estados Unidos y en Francia, nadie podrá negar que Freud ha sido y continúa siendo uno de los constructores de la modernidad.
No sólo una obra de teatro, una tragedia griega, fue la base de su teoría más difundida, la del complejo de Edipo, sino que Sigmund Freud fue también un apasionado espectador que abrió perspectivas hasta entonces inéditas a los dos dramaturgos más polémicos y revulsivos de habla alemana de su tiempo: Frank Wedekind ( Despertar de primavera ,Lulú ) y Arthur Schnitzler ( Anatol ), permitiéndoles abordar libremente -aunque no sin escándalo- la sexualidad en escena. Y si bien hoy en día el promotor del psicoanálisis y sus prácticas son objeto de furibundas polémicas y tajantes rechazos, especialmente en los Estados Unidos y en Francia, nadie podrá negar que Freud ha sido y continúa siendo uno de los constructores de la modernidad.
Un texto del maestro vienés, fechado en 1905, titulado Personajes psicopáticos en el teatro , en el que se lee: "La contemplación apreciativa de una representación dramática cumple en el adulto la misma función que el juego desempeña en el niño, al satisfacer su perpetua esperanza de poder hacer cuanto los adultos hacen". Observa luego que si bien el espectador sufre junto con el protagonista, y tal vez pueda aplicarse a sí mismo lo que a éste le ocurre, y su posible redención, tiene a la vez la seguridad de que lo que pasa en escena es ficción, y subraya la duplicidad del espectador, que no deja de gozar las peripecias del protagonista, aunque éstas lo conmuevan.
El otro personaje clave en la relación de Freud con el teatro es Hamlet, a quien dedica páginas esclarecedoras: "He aquí -dice- alguien que no es neurótico al comienzo, pero se va neurotizando ante nuestros ojos". Y remata con una conclusión aplastante: "Aquí, la condición previa para que se dé el goce es que también el espectador sea neurótico".
Más aún: "Sólo en el neurótico existe, pues, una puja de índole tal que pueda convertirse en asunto dramático".
La conclusión sería obvia: la Argentina es, después de los Estados Unidos, el país con mayor número de psicoanalizados -y, por ende, de psicoanalistas- en el mundo. Por consiguiente, hay un interés, digamos nacional, por todo lo que se relacione con el maestro vienés, sus colegas y discípulos, sus querellas, sus rupturas (sobre todo en la relación con Breuer y con Jung). No olvidemos tampoco la derivación que resultó en el psicodrama, creado por Jacobo Moreno, si bien su cenit ya pasó hace tiempo. Ni que la base del también hoy cuestionado "método" de Stanislavsky es la psicología (curiosamente, Freud se refiere mucho a Ibsen, en cuanto a teatro psicológico, y no a Chejov, que sería el modelo ideal). La virulenta campaña encabezada por Brecht para poner fin al predominio del drama psicologista, con su teoría del distanciamiento, que en resumidas cuentas nunca fue del todo entendida, ha caído prácticamente en el olvido. Los dramas psicológicos (hasta hay comedias del mismo tenor, y muy divertidas) siguen conmoviendo a los espectadores. Que somos todos, en este ya convulsionado y confuso siglo XXI, neuróticos declarados.
publicado por alejandrator a las 12:56 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

Alejandra Tor

escribir, leer, teatro, investigar

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Diciembre 2019 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» General (2724)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad